Las cortinas de aire se usan normalmente en la entrada de un edificio, generan flujo libre de aire entre un ambiente interior y exterior. La instalación de una cortina de aire puede mantener una temperatura ambiente interna constante, aumentando la comodidad y ahorrando energía. Si trabaja en conjunto con la puerta automática, puede mejorar la relación de utilización del aire acondicionado al 70 – 90%.